sábado

Dientes de leche

 

Es triste la historia del pequeño vampiro, que mordía unos edificios caminantes, y se rompieron sus dientes. Y sus dientes, ya no eran de leche.

No hay comentarios: