lunes

au revoir

frágil.

como si mi carne fuese de papel lustre.

solitario. en este inmenso mundo. lleno de gente y cosas. las redes nos matan, como a los animales, esos que viven en el agua. los árboles parecen tristes, aún así se mueven. yo parezco feliz, pero no me muevo. no quiero nada. no quiero salir. quiero dormir. olvidar todo por un momento, como cuando despiertas en las mañanas y todo es perfecto. 

no quiero comer, la comida no me sabe a nada. quiero ver películas y series, pero no logro concentrarme, ni siquiera puedo terminar de leer mis libros favoritos, porque me pierdo entre líneas. 

pasan los minutos y quiero que pasen rápido, aterrizar en un futuro donde ya los recuerdos no pesen tanto como ahora. 

ya ni the postal service me motiva, en esa estoy. tan solo como ese give up de ese 2003. 

es difícil descifrar códigos, cuando los patrones van cambiando. complejo acostumbrarse a los tiempos y costumbres. a cambiar de ideas, a entender y comprender al resto. sacar conclusiones de esa ecuación llamada sociedad. siento que mis tatuajes no deberían ir ahí, así de solitario me siento. así de nada me siento. me quiero alejar de todo. ver como pasa el tiempo melancólico, como los dinosaurios de la acevedo.  

mi tazón favorito me dice bonjour pero yo le respondo au revoir. 



-



domingo

proporcional

siempre pienso en lo más trágico que pueda pasar, pienso lo peor en casi cualquier situación.

siento que toda mi felicidad es proporcional a mi sufrimiento.

a veces tengo miedo de que todo me salga bien, no creo que sean real tantas cosas bonitas de una.

me trunca la difícil tarea de abrirme paso en esto llamado vida. 


ahora mismo, soy feliz, muy feliz, demasiado feliz. sé que tengo que prepararme, porque se viene algo brígidamente malo (según mi hipótesis del equilibrio de que todo lo bueno es proporcional a lo malo) entonces, me da pena y miedo.


¿de dónde viene todo esto? ¿vendrá acaso del pensamiento de que no existe la perfección y felicidad por prolongados lapsos? ¿de una sobreprotección y aprensión temprana de papá y mamá? ¿los patterns se empiezan a parecer demasiado? ¿es tan importante para mí la felicidad y la calma? la respuesta es sí. me desespero cuando las cosas se salen de control, soy calmado, muy calmado y casi siempre soluciono las cosas, pero ¿qué pasa si no, si se me escapa de las manos? ¿sobredosis de pragmatismo? ¿será un signo de vejez? quizá.


olvídate de todo por un momento. 

la m. me dice que disfrute el momento y que me deje de pensar en tanta tontera que aún no pasa.
le creo a la m., me calma.


no te preocupís.

eres tan enrollado. 
viejo chico. 
no sé cómo no te ves mayor. 
nunca sé qué pasa por esa cabecita tuya. 
¿podrías solamente dejar de pensar y empezar a sentir?


déjate de pensar en lo peor. deja que fluya, que así la vida es más entrete. me dice m.




martes

recuerdos

creo que los recuerdos están sobrevalorados. 
le damos mucha importancia a recuerdos que quizá no fueron tan importantes. 
los seres humanos somos así. le damos importancia a todo. más de la necesario. 
pero ¿por qué hacemos esto? 
lo hacemos porque es lo único que tenemos. 
si al final del día nos quitan todo lo material, lo único que quedan son los recuerdos. 
por eso le damos tanta importancia, mucho más de lo que a veces valen.
le damos importancia porque es nuestro pequeño gran tesoro. 
los recuerdos nos mantienen unidos a través del tiempo; nos unen con personas, lugares y cosas. 
vivimos de recuerdos y de un montón de ellos. 

sigo pensando que los recuerdos están sobrevalorados. 


pero, al final de nuestras vidas, es lo único que nos llevamos. lo único importante. 

viernes

¿Qué voy a hacer?

De los creadores de ¿qué voy a hacer sin mis padres? llega ¿qué voy a hacer sin mis profesores?

Mal referente

Ver un tatuaje bonito en una persona bonita no significa que a ti se te verá bien, ni la ropa, ni el corte de pelo.

martes

Profes loquillos

Martes del segundo semestre. Profe que se va en la volá dando una cátedra de lo volao que es el mundo del diseño, el branding y esas cosas shuerlogas.
Compañeros no entienden qué pasa, qué onda el profe, ya se fue por las ramas otra vez, pucha el profe, no pasó nada de materia otra vez -dicen- ¿qué aprendimos hoy -se preguntan- el profe sabe lo que hace, pienso yo. 

Todos los profesores tienen diferentes técnicas y tácticas para enseñar a sus alumnos, claro está que la mayoría de los brocacochis están acostumbrados a lo convencional de éstas mismas. Por eso mismo, cuando un profe se sale de entrecomillas contexto, alumnosbrocacochis se descolocan y no saben qué carajos pasa. 

Ahora, si bien es cierto, tener a un profe con déficit atencional es complejo, no lo niego, por lo mismo que expliqué anteriormente, pero obviamente siempre hay que destacar y aprehender lo mejor de cada persona, sobretodo si éste es el que nos transmite los conocimientos para ser competentes en el mundors laborals. 

Si un profe es profe, es porque cacha del tema, no está ahí porque sí. Cuando señor profesor se va en susvoláslocas también está siendo profesor, entonces ¿por qué no percatamos la información que nos está transmitiendo? fácil, porque entremedio de las tallas-anécdotas-pensamientos está la materia, solamente que se nos dice de otra forma a la que estamos acostumbrados. 

Entonces, lo que está haciendo el profesor es: materia-tallas-materia-anécdotas-materia-pensamientos-materia, si lo dividimos es: tallas-anécdotas-pensamientos-materia-materia-mateira-materia. Como estamos acostumbrados a que profesor convencional sólo pase materia-materia y no talla-talla, lo que pescamos al final de la clase, termina siendo lo que más nos llamó la atención que fue la talla-talla

La solución está más que clara entonces, costará un poco al principio, la mano está en cachar la mente del profe, cachar que sí está enseñando, pero, de una manera un poquitín modificada. No quedarse sólo con lo entretenido sino que también con lo educativo.  



Y eso po' chiquilloscabros, todos al menos una vez en la vida hemos tenido profes así, en saber cómo sacar lo mejor de ellos está la solución a todos los problemas de la vida, incluso la muerte... nah, eso no, pero casi todo lo demás sí. 

Pronto escribiré sobre otros profes que he tenido en mi longeva vida y como ya soy un ser humano senil de 21 años, puedo hacer un resumen de todotodo. 

PD: Un saludo a todos mis profes, los quiero mucho. 

domingo

Entrar a clases

Qué lata.

A posteriori vacaciones de invierno, después de hacer nada.
Después de despertar pa' puro almorzar y a veces, a puro tomar once, tipín 4-5 de la tarde.
No ducharse en varios días, no saber de calendarios ni horarios.
Adiós certámenes y exámenes. Adiós profes, adiós compañeros.
Hola series, hola pornografía, hola discos nuevos, hola películas, que no se disfrutaron en la primera mitad del año.
Libros y papers que quise leer alguna vez.
Dormir a la hora que me de sueño, esa pulsión de seguir durmiendo sabiendo que no hay algo importante que hacer durante el día.
Justo, justo cuando empiezo a disfrutar de las efímeras vacaciones de casi un mes, justo, cuando empiezo a acostumbrarme a la pereza; se acaba todo, y llega la vuelta a clases nuevamente.

Qué lata, soy reticente a los profes y ramos nuevos, generalmente, casi todo lo nuevo. Entrar a clases, cosas nuevas, no quiero pero debo.
Sólo queda decir, hasta pronto vacaciones. No eres tú, soy yo.

Nos belmont.

jueves

Madrugadas de estudio

Hoy es una de esas madrugadas en las que me quedo estudiando. Me gusta estudiar de madrugada. Escuché a un profesor decir que los estudiantes de diseño, somos aves nocturnas, que trabajamos mejor de noche, creo que tiene razón.

En lo personal, no puedo estudiar de día, porque, estoy acostumbrado a hacerlo en el living de mi casa, pero, de día, casi siempre hay miembros de mi familia, siento que invado su espacio, o viceversa.

La madrugada, es algo especial, porque todos duermen, y todo es tan silencioso, es perfecto para estudiar y concentrarse de manera correcta.

Mencioné los pro, los contra, podrían ser, que en las madrugadas de invierno, hace más frío, y no dan muchas ganas de estudiar, sólo se quiere estar en cama, con mil frazadas encima. Otro contra, podría ser el tema del sueño, que ataca en las madrugadas, para combatir eso, lo mejor, es dormir una siesta en la tarde, a priori al comienzo de la maratón madrugadora de estudio. Uno de los mejores acompañantes en estas horas de estudio, es el café, muy cargado, en mi caso, con azúcar, me gusta el café con azúcar, aunque, a nadie le guste.


Ahora, prepararé un café y pondré algunas canciones de fondo. Voy a seguir estudiando, son las 3:20 am. y me esperan unas cuantas horas más antes del tan esperado certamen.

sábado

Inútil y subversivo

Vestí mi uniforme y salí a la calle, reclamando los derechos de los estudiantes. Corrí la Alameda mil veces, huyendo de la represión. Mojaron mi escudo protector con agua del Mapocho. Respiré lacrimógenas. Sentí la adrenalina, la alegría de movilizarse. Escuché que me dijeron: "Es por tu futuro", y fui y marché revolucionando Santiago. Grité la consigna más fuerte que pude. Quizás nadie me oyó. Me convertí en el inútil y subversivo más pequeño. Así me lo dijo mi mamá, quien me esconde bajo su jumper y me lleva en su vientre hace apenas cuatro meses.



Santiago en 100 palabras.
Carlos Cornejo, 51 años, Lo Espejo.  

domingo

Primo

Tengo un primo que es bacán.
Es bacán porque siempre me regala su ropa
y su ropa es chori. 

Me carga comprar ropa. 
Pero, eso nunca ha sido problema.

Porque tengo un primo que es bacán.
Es bacán porque siempre me regala su ropa
y su ropa es chori. 

sábado

Quilamapu

Cuando comencé con los estudios superiores, todo era muy nuevo. Onda, los nuevos compañeros, profesores, las áreas verdes, los ladrillos, los certámenes-exámenes, los papers, los bajones, los barros lucos, el pasto (el mítico pasto que todos se imaginan cuando piensan en los estudiors superiorers) y mil quinientas cosas más, que son místicas, y shúer locas.

En mi familia -padres y hermanos- no fuman, y cuando salí del colegio, mis compañeros no fumaban tanto, yo tampoco fumaba. Cuando entré a este nuevo ambiente, conocí ene cosas y sensaciones, cosas con humo, que no era el clásico humo, eran varios humos; la voy a dejar a su imagineichon.
La cosa, es que, con todo este ambiente nuevo, me llamó la atención probar de todo esto nuevo, igual, todo piola. Al final, me quedé con lo bebestible, lo fumable no me tincó mucho.

Así que, después de clases, pal relajo, a veces, se va con el piño a la quilamapu, a la sombra, tranqui, después de hacer la guita-vaca pa' los packs.

Aunque, últimamente, está súper funado ir pa' esos recónditos lugares, ya que los verdes y los azules, nos tienen identificados.


Si no se puede en la quila, no falta el que se pone con la casa, a veces la javi, a veces el gianca.

lunes

Sueños

Hay personas que son tan miserables, personas que no tienen nada, que ya no les queda nada, lo único que tienen, es el don de dormir y poder soñar, soñar un mundo nuevo y fantástico en el que no existen miedos ni preocupaciones.

miércoles

Chucks

Las chucks, esas tillas que tantas veces me han acompañado. Desde la básica, siempre fiel. Cuántos recuerdos, fotos, viajes, lugares, heridas de guerra, pichangas varias, etc. Son como un patrón repetitivo, que mezcla un montón de recuerdos. 

Se merecían un espacio en este blog, está diciendo po', si están en la lista de cosas que quiero mucho. Larga vida a las chucks.

sábado

Sermones

Qué lata cuando los profes se ponen a dar sermones de lo mediocre que es el curso, en vez de hacer clases. Profes longis picaos a psicólogos.

domingo

Procrastinación

No hacer nada productivo el fin de semana largo. Ulteriormente arrepentirse y sentir que el mundo se va a acabar, por no hacer las cosas a tiempo. 

Gonzalo dice que la procrastinación es una enfermedad y duele. Hay que tener la fuerza de hacer todo antes.

Melissa dice que nunca hace nada productivo los fines de semana. Entonces, en ese preciso momento, ya no me siento tan solo en el mundo, y de paso, me pongo a flojear de nuevo. 

Todo a mi pinta

Siempre quiero que ande todo a mi pinta. Luego me doy cuenta que no estoy solo en el mundo, y que la opinión de los demás es igual de válida.

sábado

Me siento

Me siento nada
Nada es como cero
Cero es vacío
Vacío es abismo
Abismo es caída
Caída es como pesadilla
Pesadilla es peor que sueño
Sueño es lo que tengo.

jueves

Aprender

La gente grande no se acuerda ya de lo mucho que cuesta estudiar. Creen que uno no tiene nada en la cabeza...

Y hay que ver lo difícil que es poner atención y no pensar en otra cosa. Porque hay tanto en qué pensar.

Cuando alguien nos explica bien, le entendemos; si ese alguien nos explica algo entretenido, ponemos atención y si ese alguien nos cuenta una historia que nos gusta de veras, la aprendemos y no la olvidamos nunca.



Marcela Paz. Papelucho historiador.

lunes

20

Y llegaron los veinte y siempre.

Todo lo bueno

Todo lo bueno se acaba, y justo cuando crees que ya no se acaba, se acaba.