lunes

¿por qué nos separamos?

Siempre tuvimos muchas cosas en común, pero pensábamos totalmente diferente, y eso es lo que hacía especial nuestra relación, dicen que los polos opuestos se atraen, lo ultimo quizás lo creo, tiene que ser porque se algo de electricidad y esas cosas que a nadie le importa...

Aún recuerdo nuestra primera cita formal, la primera vez que pasábamos tanto tiempo juntos, muchas anécdotas pasaron en aquel parque, que hicieron que ese día quedara grabado a fuego en mi corazón, y así empezaron a pasar los días, las semanas, que luego se transformaron en meses y mas meses juntos, cada vez que nos juntábamos era mágico, era especial, era raro, y era perfecto. Era el momento y era nuestro momento, el mundo no importaba, era solo un tu y solo un yo, quizás un te amo, quizás un te quiero, quizás un quizás, quizás muchas cosas.

Recuerdo lo loca que era y lo mucho que hablaba, y era de estas mujeres que no habla solo con palabras sino que lo hacía con su pelo, con sus ojos, su mirada y su cuerpo, y eso es lo máximo, eso me llevaba un rato a volar por las nubes y no me dejaba caer nunca.

Si me preguntan si la amé, les respondería y les recontra-respondería que si, que si amé a esa personita tan especial, y lo hice de la manera en la cual el corazón late por tus palabras y tus palabras piden a gritos que menciones su nombre una y otra vez... no solo la amé, nos amamos y fue intenso, fue lindo, fue amor y lo fue TODO. Hubieron caricias, besos, abrazos, apretones, mas caricias y mas amor, hubo peleas, hubo nieve, hubo playa, campo, auto, bicicletas, volantines, plaza y mas besos y mas caricias, palabras y cartas de amor iban y venían en la ausencia física el uno del otro, y alimentaban el amor mas y mas y mucho mas.


llegó el momento del adiós ese que viene después del chao y el hasta luego, ese que quizás de dice una vez, ese que no se repite, y simplemente fue así, un adiós, lagrimas, abrazos, besos y caricias de mantequilla, fallidas mil veces quizás menos, quizás mas, quien sabe...




Y solo pasó, y el tiempo avanzaba y sigue avanzando y hoy la recuerdo con cariño, a ratos la sombra de mi pasado me pregunta ¿porqué nos separamos? y solo despierto, pensando que todo fue un simple y hermoso sueño, un simple y hermoso sueño.