sábado

Al tercer acorde

 

Marcaban las 16:15 de la tarde, y como de costumbre, pedaleaba y pedaleaba rumbo a mi hogar, había sido un mal día, en general, una mala semana. Las clases iban mal y en mi vida no quería aparecer el sol, todo nublado y frío, literalmente, se acercaba el invierno.

Llegando a mi casa, dejo mi mochila a un costado de la cama, prendo el computador y me recuesto boca abajo. Me quedo dormido con los audífonos puestos y sin música.

Cuando abrí mis ojos, miré a mi alrededor y estaba solo en medio de una gran pradera, muy verde y grande, al lado no había nada más que una guitarra, muy bonita. Me puse hablar con ella, cuando iba en el tercer acorde, me di cuenta de que estaba desafinada, y por más que intentaba mover los clavijeros, no podía hacer que se escuchase bien. Le pregunté por qué motivo no se escuchaba bien, y me contó que estaba muy triste. En forma de hacerla sentir mejor, le dije que no tenía que estar triste, una guitarra tan linda no tiene por que sentirse así. La traté de afinar de nuevo, y esta vez si lo logré, los dos cantábamos felizmente y esa misma tarde nació una hermosa canción, a la cual llamamos ‘amistad’.

Muchas veces cuando nos sentimos solos y decaídos, la mejor medicina, es la amistad. Nunca es bueno estar tan solo, y aunque creamos que estamos mejor así, no es verdad.

 

La amistad es un trabajo colectivo y bilateral, aplicando esfuerzo y cariño,se puede crear y diseñar algo muy lindo, duradero y fuerte. Quizás no venimos al mundo para estar tan solitarios siempre, quizás no nos demos cuenta, pero cuando más lo necesitemos, un amigo va a ser siempre, lo mejor que nos puede pasar.

1 comentario:

Melissa dijo...

Bonita forma de representar a la amistad :D

Muchas veces evitamos relacionarnos mucho con la gente por lo que esto implica.

Puedes llevarte muy bien con alguien pero siempre llegas a un punto en que tienes algún roce con esa persona o estas te decepcionan por la simple razón de que son humanos y si no tienes la madurez suficiente, todas las esperanzas y confianza que depositaste en ella se va por la borda, agregando otra herida a tu vida :/ ... por más mínima que sea siempre va a doler, aunque se diga lo contrario =P

Pero que seria de esta vida sin riesgos? :) ... no sacamos nada con aislarnos para evitar estas situaciones, nos hace peor el estar solos que estar acompañados y cuando se tratan de buenas compañías puedes tener mas momentos buenos y malos =P. Disfruta de los buenos y de los malos aprende, nunca una herida debe ser lo suficientemente profunda como para detenerte

Saludos!